Irina Gel Higienizante

Gel a base de alcohol que se aplica en las manos para facilitar su higiene de forma práctica y eficaz cuando no hay posibilidad de lavarse con agua y jabón.

Enriquecido con Glicerina, evita que la piel se reseque en contacto con el alcohol.

Dosificar unas gotas en la palma y frotar las manos hasta que se evapore el alcohol.

La Glicerina permanecerá, protegiendo e hidratando la piel.

Formato: Garrafa de 5.000 ml. / Botella de 100 ml.
Código: 0101171 / 0101169

Lavarse las manos: una obstinación que salvo muchas vidas

El hombre que sugirió lavarse las manos en los hospitales Fue tomado por loco… Y nadie le hizo caso

En 1840, Ignaz Semmelweis (1818-1865), estudiante húngaro de medicina, trabajaba en un hospital de Viena donde observó que casi una de cada tres madres moría tras dar a luz, víctima de unas extrañas fiebres.

Curiosamente, las damas de buena posición alumbraban en sus hogares y el porcentaje de afectadas por dichas fiebres era prácticamente nulo, mientras que las mujeres más humildes, que acudían a dar a luz a los hospitales eran quienes padecían dichas fiebres.

Semmelweis se dió cuenta que estas fiebres eran transmitidas por los propios médicos, que atendían a las parturientas justo después de haber estado en la sala de cadáveres (asistiendo a clases de disección) sin siquiera lavarse las manos.
De esta forma, los médicos portaban algún tipo de infección de una sala a otra.

Durante 4 años trató de que le publicaran sus conclusiones y finalmente lo consiguió en 1861, solicitando permiso al hospital para que se instalaran unos lavabos y todos los profesionales que atendieran a las parturientas se lavaran antes las manos.

Pero su descubrimiento chocó con los prejuicios del resto de médicos:
¡Quién era él para decirles que debían lavarse las manos!
¡Si nunca hemos tenido necesidad de hacerlo!…

La obstinada lucha de Ignaz Semmelweis por conseguir algo tan simple como que los médicos se lavaran las manos le costó finalmente la vida, pero consiguió salvar las de millones de personas, al extenderse después el lavado de manos al resto de ámbitos quirúrgicos.

Algo tan lógico ahora fue visto en su época como una ocurrencia sin sentido.

CARAMBA, S.L. lleva más de 10 años fabricando productos para la higiene de manos, primero con IRINA ESPUMA HIGIENIZANTE (espuma en aerosol) y más tarde con IRINA GEL HIGIENIZANTE, facilitando la tarea sin necesidad de agua.

Recent Posts
aire-sanotidas